Crónica de la Marcha “Matanza y Pitarra” – BTT Ribera del Fresno

Tenía pendiente, desde hace ya dos semanas, escribir esta crónica de cómo fue la marcha del 16 de febrero en Ribera, mi pueblo.

La verdad es que, en esta ocasión, no ha habido mucha historia de que contar, ya que desde los primeros metros de carrera se definió el orden final, pero bueno, esta es mi historia.

Ciertamente cabe decir que estoy orgulloso de que en Ribera se organicen cualquier tipo de actividad y, claro está, mucho más, si están relacionadas con el ciclismo. Dejando ver la gran afición de mi pueblo con el deporte, ya sea fútbol, voleibol, atletismo o cualquier otro.

La mañana empezó más tarde de lo habitual para una carrera, que para eso estaba en casa. Fui sobre las 9:20 a recoger dorsal, bolsa del corredor, saludar a los organizadores y a Pablo, mi compañero de equipo que acababa de llegar, y recoger la bici, que la tenía en el corralón tras haberla preparado el día antes allí.

De ahí a casa otra vez a vestirme y preparar el avituallamiento. Decirle a Almudena los sitios por donde pasaríamos, primero en el tramo neutralizado y, después ya, en carrera.

A la vuelta, veo que está César (Logrosán) calentando un poco con Antonio Blanco (Almendralejo) y me uno a ellos. La verdad es que no hacía mucha falta, ya que antes de la carrera tendríamos unos 20 kms de paseo por la zona del lavadero de lanas y el cerro Hornachuelos, hasta llegar al Pozo San Juan, paseo que hice junto a César y Pablo, en la parte delantera del grupo, aunque sin gastar un gramo de fuerza más del necesario para pasar por un repecho o un charco (o rodearlos, jeje)


En esto que llegamos a lo que se llama “El Cordel” o la Cañada, tramo común con la carrera posterior y les voy haciendo indicaciones del recorrido, por donde se viene y donde se separa para ir por el otro lado. Les voy diciendo cómo es el trazado que llevarán y lo que se encontrarán posteriormente.

Llegamos al Pozo y ahí avituallamiento, reagrupamiento, cambio de botes, cambio de ropa (fuera cortavientos, fuera ropa de abrigo), gracias a la presencia allí de Almudena y mi padre (gracias por venir, de verdad). Comemos algo, nos hacemos una fotillo y a la zona de salida antes de que llegue más gente y no podamos salir en buena posición.

P2160069

Y eso hicimos, ponernos “en la pole” donde salimos muy fuertes, pero no tanto como un corredor de Badajoz que hizo su sprint de salida, para caer a los pocos metros.


En esos momentos, con apenas 400 metros ya iba el primero, pero poco me iba a durar, porque casi sin darme cuenta, me pasó un corredor, vestido de azul, que parecía deslizarse sobre la bici. Por la forma de montar, de remontarme, de ir, ya sabía que poco se podía hacer para superarle, pero no yo, sino cualquiera.

Tras él fue otro, de blanco y negro y, en tercera posición, al coronar el primer repecho duro, iba yo por delante del grupo principal, aunque en la bajada me adelantaran un corredor del Bultacos, César, otro de Guareña y Pablo, aunque al empezar a subir de nuevo, les alcancé e intenté pasar, hasta llegar al segundo repecho, donde me comentó César “Tranquilo Enrique, que queda mucho!”

Pero los dos primeros se iban, el Bultacos también se estaba destacando y yo, conociendo el recorrido, sabía que luego me iba a costar más cogerles.

En el tercer repecho, César aceleró el ritmo, pasó al Bultacos y se marchó a por el segundo puesto. Por detrás, me adelanta otro Bultacos y ya me veo en octava posición en el momento en el que salimos a la Cañada. Tocaba meter plato y tirar tirar tirar.

En plena subida al cerro Gorrón, el punto más alto de la marcha, el primero de los Bultacos va perdiendo fuelle y es alcanzado, primero por el grupito de Pablo (con el de Guareña y otro Bultacos) y después por mí, que me aguanta unos metros, pero no mucho tiempo. “Ya voy séptimo”

A partir de ahí, bajada hasta el Cortijo Bonito, unas veces más cerca del trío que llevo por delante, otras más lejos, cuando veo que está Pablo tirando de ellos, seguramente para descolgarlos, pero se los estaba llevando, así que empiezo a gritar para que me viera por detrás, que si no tiraba les podía alcanzar, aunque no es hasta un giro de casi 360º, en el mismo cortijo, cuando me ve, al pasar al lado y deja de darles relevos, lo que me sirve para casi llegar hasta ellos. En esa curva me “canta” Julián que voy 7º

cortijobonito2

Bajada hasta la carretera de Los Santos (si llegar hasta el Asfalto) giro de 90º y encarar un tramo de arena y un charco grande donde Pablo pierde el equilibro de la bici y cae. Sigue delante mío unos metros pero, al pasar el río, vuelve a perder el control y, esta vez, llego a su altura. Le ayudo a ponerse en marcha, coger ritmo y nos ponemos los dos a relevos fuertes a coger a los otros dos.”Ya voy sexto, pero puedo ir cuarto”. En el río me “canta” Gustavo que voy 7º

En tramos de rodar más, Pablo va como una moto, con plato y piñones pequeños, con su cadencia habitual y, en los tramos de subida y más técnicos, me ponía yo delante, con más cadencia y aprovechando mis ruedas de 29″.

Pasamos el “Regajito” y los tenemos a 15-20 metros, no más, pero quedaba ya muy poco, teniendo en cuenta la entrada en el pueblo, con una curva muy peligrosa y el callejeo, que no nos ayudaron a conseguir nuestro objetivo, terminando a escasos segundos.

En meta llegamos ya relajados, en 6º y 7ª posición.


Después de las duchas, a ponerse el traje limpio que toca subir al podium como primer local. Premio que no celebro mucho, más que nada por no haber tenido “casi” competencia, ya que la mayoría estaban en la organización de la carrera. También por la forma de conseguirlo. El año pasado fui 5º con una muy mala salida y remontando. Este año al contrario, buena salida y perdiendo puestos.

podium_enri

Tengo que agradecer a Pablo la gran labor de equipo que realizó, sacrificando sus aspiraciones personales para echarme una mano, con la pena de no haber conseguido superar ninguna plaza. También agradecer a César su presencia y darle, una vez más, la enhorabuena por ese magnífico podium.

podium_cesar

La próxima carrera, también cerquita de casa, en Hornachos, el 16 de marzo, en la I Ruta Sierra Grande, donde espero que venga Claudio y, a ver si se anima también Pablo y alguno más del equipo, aunque habiendo prueba del Open de Extremadura, en Montehermoso, lo veo complicado.

Fotos “Con Pablo”"Pozo San Juan” y “Cortijo bonito” cortesía del Club Ciclista La Cañada

Vídeo “Llegada a Meta” cortesía “Chipserena

Crónica de la Marcha Fernando Torres Martín – BTT Llerena

La mañana comenzó tempranito, sobre las 6 y 10 más o menos. Desayunando tranquilamente, como a mí me gusta. Tostada de margarina y dulce membrillo, zumo de frutas, leche con copos de avena…

Echar la bici al coche (el día antes no pude) cargar nevera, mochila y en marcha, pasando por Villafranca, Zafra (con control de alcoholemia incluído), Valencia de las Torres y Llerena.

Como me habían adelantado furgos con bici dentro, no tuve mayor problema para encontrar el sitio de la carrera, ya que les seguí y me llevaron directamente.

Al llegar bien temprano, fuí de los primeros en sacar el dorsal con el chip, la camiseta de recuerdo, colocar el dorsal en la bici, vestirme y calentar un poco, no por preparar las piernas, que hubiera necesitado media hora al menos, sino por ver que la bici iba sin muchos problemas. Alguno sí que tenía, ya que los cambios fallaban, pero no era algo grave.

Justo antes de la salida, en segunda fila, bajo el arco, saludo a Fernando Torres, con quien ya coincidí en el podium de la Marcha “Matanza y Pitarra” de Ribera del Fresno del año pasado. Me comenta que no puede “defender su victoria” por una lesión y que le hubiera gustado. También saludo a un compañero de una pasada ruta en Logrosán, en el mes de noviembre, que es de Almendralejo. Nos comentamos los objetivos personales de cada uno (él: ir a tope hasta petar. Yo: ir regulando para intentar bajar de los 3h35m). Allí mismo, la organización nos comenta que primero se va a hacer un tramo neutralizado, hasta salir de Llerena y, al pasar una vía (la primera vez, porque pasamos 3 veces) ya sería tramo cronometrado.

1506494_10152037003053101_557341247_n

Yo, de rojo y casco azul-amarillo

El caso es que se salió, desde el primer momento, a tope. Primero por calles anchas y luego más estrechas, hasta pasar por una calleja donde solo se podía ir en dos filas. Y me pasa lo de (casi) siempre: detrás de alguien más lento que me impide progresar.

Veo que el grupo delantero, formado por unos 20 – 25 componentes se destaca, sin ir demasiado rápido, imagino que por el fuerte viento frontal (recordad que la carrera se disputó bajo una enorme borrasca).

Por detrás, tirando fuerte, los que nos hemos quedado un poco atrás y algunos que veían que ese ritmo era demasiado para ellos.

Compruebo que el pulso se me estaba disparando, aunque peor el dolor de piernas de tener que ir a tope, en frío y con el viento de cara, así que miro para atrás y veo que se aproxima un grupito de unas 10 personas que me lleva para adelante, aunque es poco rato el que puedo aguantar, desfondado por completo por el esfuerzo anterior.

Y aquí se acaba la carrera en cuanto a puestos finales, ya que poco varió mi posición final en meta (Puesto 35 de la general).

Salimos de los descampados y nos metemos en la primera subida, precedida por unos preciosos caminos entre las dehesas, que nos llevan a Fuente del Arco. Giro a izquierda por la calle y vemos la primera rampa, aún dentro del pueblo. Bajamos por el resbaladizo túnel bajo la carretera EX200 y para arriba por un camino que ya conocía, pero en bajada, de la Marcha de hace dos años, aunque en mucho mejor estado.

Subo a mi ritmo, sin tirar muy fuerte, aunque poco se puede regular en rampas de hasta el 20%. Mientras tiro de riñones, veo que el pedal izquierdo me da dando tirones, como si estuviera flojo, o el propio eje pedalier.

En un descansillo hago una pequeña prueba, en marcha, para ver qué problema puedo tener y resulta que era la cala de la bota, que estaba floja, así que trato de tirar sólo haciendo fuerza para abajo, sin acompañar en la subida del pedal (pedaleo en pistón, en lugar de redondo).

Corono y allí está el primer avituallamiento, donde pregunto si tenían asistencia técnica. Algunos corredores me dicen que no tienen nada, solo lo básico (reparación de pinchazos y la bomba, como yo) y uno, incluso, me dice que suele llevar una bolsita con herramientas, pero que hoy no la lleva (y veo, claramente, que sí la lleva, no debajo del sillín, sino en el cuadro debajo del bote. En fin…)

Empiezo la bajada con la incertidumbre de si se van a soltar las calas y en un cruce con una carretera, vuelvo a preguntar a la gente que estaba por allí, guardias civiles, organización… y uno me dice que cree que sí. Me paro, espero un buen rato a que el chaval busque entre su mochila y nada, solo destornilladores que no me sirven.

Me vuelvo a subir a la bici y comienzo la segunda subida, que se divide en dos partes, la primera, hasta la ermita de Nuestra Señora del Ara, cerca la famosa Mina de la Jayona, un sitio donde habrá que volver en otra ocasión más tranquilamente, donde estaba el primer control de dorsales y donde, por fin, hay alguien que tiene llaves para apretar mis calas, que las aprieto bien, aunque un poco torcidas por las prisas.

ermita_virgen_ara_1_1680x842

Ermita Virgen del Ara

No había sido mucha la gente que me había adelantado en estas tres paradas, si acaso 10 – 12 ciclistas, y en la segunda parte, hasta los cortafuegos, en Reina, fui alcanzándoles, gracias a la no excesiva dureza del trazado, nada técnico y con pendientes medias (8 – 12%)

Empezamos la bajada, muy embarrada y con muy fuerte pendiente, lo que la hacía muy deslizante y peligrosa. Peligro que se incrementaba por el fuerte viento y las primeras gotas de lluvia que empezaban a caer.

Después terreno muy duro, con bajadas rápidas entre eucaliptos, pero obligados a tener mucha precaución para no tener caídas y subidas sorpresa de gran desnivel. Y fue ahí donde sentí el primer pinchazo en la parte trasera del muslo. Habían venido los calambres en el peor momento, cuando estaba viendo que tenía que tirar un poco más, ahora ya con las calas apretadas, para intentar conseguir el reto de hacer diploma “oro” (Menos de 3h35m).

Subo piñones, me pongo de pie en la bici, termino esa rampa como puedo e intento estirar un poco la pierna, a ver si es solo un aviso y no pasa más. Que me lo creía yo. De ahí en adelante, y faltaban casi 20 kms, tuve que bajarme de la bici y seguir andando en cuanto el trazado tomaba pendientes de alto porcentaje. Y fueron muchas, muchas veces, demasiadas diría yo, porque la tercera subida, que en perfil se podía ver que era constante, en realidad no lo era.

Captura de pantalla de 2014-02-10 14:06:49

Perfil completo de la ruta

Tras el paso por Trasierra, subida a los repetidores de Llerena, con rampas de 200 metros y un poco de bajada, así hasta 6 o 7 veces, o quizás 8, que se me hicieron interminables, teniendo que bajarme, como ya comentaba antes, en varias ocasiones.

Comenzamos la bajada entre la niebla y la lluvia, pidiendo paso a algunos corredores que se habían unido a la ruta provenientes del recorrido corto, y siendo alcanzado por otro que había dejado atrás en la subida.

Antes de marchar de vuelta a casa, limpiar bien la bici, en la misma manguera quitarme yo gran parte del barro de las piernas, guardar la bici, ducha semicaliente, más bien fría diría yo, comer algo, ya en el coche, y para casa.

Al final, 3h 39min por mi reloj. 10 minutos más por la organización y la sensación de que en condiciones climatológicas normales y sin los problemas mecánicos (calas y cambios desincronizados, principalmente) hubiera podido bajar bastante esa marca. Lo dejaremos como reto para el año que viene.

Mis 10 puntos clave del pasado Mundial de ciclismo de Florencia-Toscana

Como os comenté en el artículo sobre la carrera élite masculina, tenía pendiente un artículo sobre los 10 puntos clave del campeonato del mundo en general, no solo de la actuación del equipo español, aunque algunos puntos fueran sobre ello.

Finalmente fueron 2 los artículos, y estos los puntos que destaco:

  1. El pobre o nulo papel de la cantera española
  2. Igual en las categorías femeninas
  3. La falta de trabajo en equipo entre tantas “estrellas” del equipo élite masculino
  4. El mal fario de Joaquim “Purito” Rodríguez
  5. La eclosión del nuevo ciclismo de la Europa del Este (Eslovaquia, Eslovenia, Polonia…)
  6. En mayúsculas: MARIANNE VOS
  7. Tony Martin, bicampeón
  8. Elecciones y nuevo presidente de la UCI
  9. En la carrera elite masculina, mal papel de algunas selecciones (Gran Bretaña, Irlanda)
  10. El oportunismo de Rui Costa, campeón del Mundo

Mi crónica del Mundial de Ciclismo de Florencia (Para El Contragolpe)

Como sabéis, llevo unos meses escribiendo sobre ciclismo para el periódico online “El Contragolpe .net” y hoy ha salido la crónica que escribí sobre la carrera élite masculina del pasado domingo. En breve se publicarán, espero, otros artículos sobre los 10 puntos que nos deja este mundial, pero ahora os invito a leer la crónica desde mi punto de vista. La titulé “Después de la lluvia y el sol, NO vino el arco iris“:

Domingo 29 de septiembre, amanece en Lucca, ciudad próxima a Pisa y al mar Tirreno, en la Toscana italiana. Llueve a mares, pero muchos dicen que será sólo una tormenta pasajera. Nada más erróneo.

En esta ciudad, relacionada hasta hoy con el ciclismo por uno de sus hijos, el sprinter Mario Cipollini, es la sede de la salida de la prueba élite másculina del campeonato del mundo de ruta, donde se dan cita los mejores del momento, los podium de las tres grandes, los ganadores de 3 de los 4 monumentos (solo faltaba Gerald Ciolek, por Alemania). Todos, absolutamente todos. No había más que ver el listado de participantes.

El recorrido consta de un tramo inicial, de unos 110kms, desde Lucca, para pasar a un circuito de 16kms, en Florencia, al que los ciclistas deberían dar 10 vueltas, y es en esa primera parte donde empiezan las estrategias de los equipos, concretamente la selección inglesa que, bajo la lluvia, imprime un duro ritmo que no impide que cuatro escapados tomen unos minutos de ventaja. Se tratan de… (seguir leyendo en www.elcontragolpe.net)

La historia de Keith Tuffley: Grand Tours Project

Durante la pasada Quebrantahuesos, en los periodos en la cafetería y restaurante, hablando con  mis compañeros con los que fui hasta allí, Guillermo Olcina, nos comentó la existencia de una red social para deportistas donde volcar los entrenamientos realizados, a través del Garmin o cualquier otro dispositivo GPS, denominada “Strava

Yo ya estaba utilizando Endomondo, y antes que eso, Runkeeper, así que no le presté demasiada atención (hablaba para todos los que estábamos, no para mí solo), pero comentó la posibilidad de comparar tiempos en puntos concretos del recorrido, más exactamente en algunas subidas y sitios de interés. Y eso ya me gustaba más, teniendo en cuenta la sana rivalidad que hay entre los ciclistas, que siempre estamos viendo si mejoramos un poco, bien ante nosotros mismos y claro, ante nuestros compañeros de ruta u otros “desconocidos”.

El caso es que, a las pocas semanas, me creé una cuenta, realmente tarde, ya que no pude usar mi nick habitual “fenrique”, pero bueno, al menos dejaba entrar los entrenos directamente por el plugin garmin del Firefox o a través de archivos .fit y .gpx

A partir de entonces, que si en la subida a Montánchez (donde vivo) tengo tal tiempo, que si fulanito ha subido unos segundos más rápido, voy a ver si aprieto y lo mejoro, que si tengo el KOM (mejor marca, algo así como el Mayor o alcaldía de Foursquare) en tal tramo…

El caso es que un compañero de Cáceres, Samuel García, me llama la atención sobre un tramo, la subida a la plaza de toros de Cáceres, ya que en un entrenamiento antiguo (de marzo o así, creo) le había arrebatado el primer puesto. Le comento que no hay problema, que como La Vuelta pasaba por allí el jueves (ayer), algún componente del pelotón lo superaría y lo tendría y sería muy difícil quitárselo.

Por la mañana fui a ver el recorrido, el circuito que realizaron los corredores y me puse a hacer ese mismo tramo a plato y a un ritmo muy alto, acompañado de mi compañero y amigo, Luis Ignacio. Obviamente mejoro con mucho ese tiempo, pero mi sorpresa es que antes de pasar yo, me habían quitado el “KOM” y quien había sido? Pues un tal Keith Tuffley.

Captura de pantalla de 2013-08-30 14:19:34

Me llamó la atención su nombre y qué hacía en Cáceres. Imagino que sería algún aficionado al ciclismo que había venido a ver las etapas y aprovechaba a practicar, así que investigo más.

Resulta que Google me muestra su propia página web, cuya url (dirección) no es su nombre, sino “Grand Tours Project“, y es que Mr. Tuffley es un suizo que se ha propuesto, este año 2013, realizar las tres grandes vueltas por etapas que se celebran en el ciclismo profesional. El mismo día que los propios profesionales pero, eso sí, unas horas antes.

keithtuffley

Su intención es acaparar miradas, con su iniciativa, sobre la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente. Para ello ha realizado ya Giro y Tour de Francia y está, claro está, en la Vuelta a España y por eso pasó ayer por el tramo de la subida de la Plaza de Toros de Cáceres y se llevó el “KOM” por unos minutos.

En total están siendo 63 etapas (hoy salió de Almendralejo), más de 10.200 kms a recorrer. En la historia del ciclismo, solo 39 corredores han sido capaz de completar las 3 grandes en el mismo año y uno de los objetivos de Keith Tuffley es el de ser el primer cicloturista en hacer eso mismo. Lo tiene difícil con los exigentes puertos que tiene este año La Vuelta, pero desde aquí le animo a que llegue a Madrid y muestre al mundo su hazaña.

Puedes seguirle a través de Twitter Instagram ,Facebook (Personal) (Grand Tours Project)y, como no, Strava

El Tributo a AC-DC: Lip Dub de Orica Green Edge – Tour 2013 (You Shook Me All Night Long)

Hace unos meses, durante la disputa de la Vuelta a España 2012, los corredores del equipo australiano Orica Green Edge, nos sorprendieron con un vídeo donde simulaban cantar, en diversas escenas, la canción de Carly Rae Jepsen “Call Me Maybe“, en un tono muy divertido y “fresco”, sobre todo para lo que estamos acostumbrados a ver en ciclismo.

Pues bien, esta vez se han superado y con creces, haciendo lo mismo, pero con una canción del grupo australiano “AC/DC” “You Shook Me All Night Long” y aprovechando también, porque no decirlo, lo buena carrera que están haciendo, con victoria en dos etapas, dos corredores con el maillot amarillo de líder y la colaboración de grandes figuras del mundo del ciclismo, como el gran Eddy Merckx o el actual campeón del mundo, Phillipe Gilbert, además de numerosos aficionados, entre los que destaca Didi Senft, el famoso diablo rojo del Tour. Es que hasta han hecho un “Harlem Shake”!

oricarocks

El vídeo está grabado durante toda la temporada, pero es, al igual que el anterior, una gran bocanada de aire fresco para el mundo del ciclismo, la imagen que se da y es, como digo, muy muy divertido.


La letra:

She was a fast machine
She kept her motor clean
She was the best damn woman that I ever seen
She had the sightless eyes
Tellin’ me no lies
Knockin’ me out with those American thighs
Takin’ more than her share
Had me fighting for air
She told me to come but I was already there
‘Cause the walls start shaking
The earth was quakin’
My mind was achin’
And we were makin’ it and you -

CHORUS:
Shook me all night long
Yeah you shook me all night long

Workin’ double time
On the seduction line
She was one of a kind, she’s just mine all mine
Wanted no applause
Just another course
Made a meal out of me, and come back for more
Had to cool me down
To take another round
Now I’m back in the ring to take another swing
‘Cause the walls were shaking
The earth was quakin’
My mind was achin’
And we were makin’ it and you -

CHORUS:
Shook me all night long
Yeah you shook me all night long
Knocked me out and then you
Shook me all night long
Then you were shakin’ and you
Shook me all night loooong
Yeah you shook me
Well, you took me

(guitar solo)

You really took me and you
Shook me all night long
Oaaaaaahhhhhh you shook me all night long
Yeah yeah you
Shook me all… night… long
Ya really took me and you
Shook me all night long

Yeah you shook me, yeah you shook me
All night loooong!

Fotos de la Quebrantahuesos 2013

El pasado sábado, 22 de junio, tuve la oportunidad de correr, y terminar, por cuarta vez, la popular Marcha Cicloturista Quebrantahuesos.

Además conseguí mejorar mi tiempo, pasando de las 6h57min de 2010 a 6h49min, gracias por la buena labor de planificación y entrenamiento, llevada al detalle por mi “míster” Ángel Denche.

Pues bien, este año, la gestión de imagen de la prueba ha pasado de ser llevada por la empresa Maindru Photo, que la había llevado en años anteriores, a ser un servicio libre, prioritariamente por Sportograph, aunque también por CorriendoVoy.com y por QuieroMisFotos.com (que también realizaron las fotos en la prueba del Soplao).

Esto ha hecho que, este año, pase de tener unas 5 – 7 fotos, a casi 20, en muchos puntos de la marcha (por ejemplo en la salida y llegada, coronando el Marie Blanque, etc, etc)

Las he puesto todas en un album de flickr para que las veas, si quieres, incluídas las de mi carita de sufrimiento y pena en la subida a la Hoz de Jaca. Haz click en la foto para verlas todas.

Bajando Portalet