Comentarios que son posts (2) – Ítaca

Al igual que hice hace un tiempecito ya, publico, como post, el comentario que me hicieron ayer en el blog, concretamente en la entrada anterior.

Se trata del poema de Konstantinos Vafakis, llamado Ítaca. Gracias a Euphemia por dármelo (dárnoslo) a conocer:

ÍTACA
Cuando salgas en el viaje, hacia Ítaca
desea que el camino sea largo,
pleno de aventuras, pleno de conocimientos.
A los Lestrigones y a los Cíclopes,
al irritado Poseidón no temas,
tales cosas en tu ruta nunca hallarás,
si elevado se mantiene tu pensamiento, si una selecta
emoción tu espíritu y tu cuerpo embarga.
A los Lestrigones y a los Cíclopes,
y al feroz Poseidón no encontrarás,
si dentro de tu alma no los llevas,
si tu alma no los yergue delante de ti.
Desea que el camino sea largo.
Que sean muchas las mañanas estivales
en que con cuánta dicha, con cuánta alegría
entres a puertos nunca vistos:
detente en mercados fenicios,
y adquiere las bellas mercancías,
ámbares y ébanos, marfiles y corales,
y perfumes voluptuosos de toda clase,
cuanto más abundantes puedas perfumes voluptuosos;
anda a muchas ciudades Egipcias
a aprender y aprender de los sabios.
Siempre en tu pensamiento ten a Ítaca.
Llegar hasta allí es tu destino.
Pero no apures tu viaje en absoluto.
Mejor que muchos años dure:
y viejo ya ancles en la isla,
rico con cuanto ganaste en el camino,
sin esperar que riquezas te dé Ítaca.
Ítaca te dio el bello viaje.
Sin ella no hubieras salido al camino.
Otras cosas no tiene ya que darte.
Y si pobre la encuentras, Ítaca no te ha engañado.
Sabio así como llegaste a ser, con experiencia tanta,
ya habrás comprendido las Ítacas qué es lo que significan.

Busco una orilla extraña
pero yo no soy Ulises.
Que nadie me ate
cuando las sirenas canten…

8 comentarios


  1. Hola, Enrique, gracias por dedicarme una entrada en tu blog. Aunque más que en el fondo ahora yo en lo que me fijo es en los aspectos técnicos . Que si corto, que si pego. Que si dónde estarán las cursivas, que si dondequiera que esten, las cursivas son mías…. que si no me gusta que a los toros te pongas la minifalda… etc.

    Me gusta la frase que añades al final, supongo que será de Kavafis. También es muy chula la imagen.

    Adivina qué canción llevo cantando desde el viernes… sí ¡esa! La que buscó Javi en youtube…

    Tú eres el Vaquilla
    alegre bandolero…

    Y ya no sé más. Afortunadamente.


  2. Otra cosa. Este comentario es para tu gata, de cuyo nombre no consigo acordarme. Leéselo, que es para ella, a ver si le gusta. Es un poema de Baudelaire.

    LOS GATOS

    Los amantes fervientes y los sabios austeros,
    en sus años maduros, adoran a los gatos,
    tan fuertes y tan dulces, de las casa orgullo,
    frioleros como ellos y a la par sedentarios.

    Amigos de la ciencia y del sensual deleite,
    de las tinieblas buscan su silencio y su miedo;
    del Erebo serían sus fúnebres corceles,
    si doblegarse al yugo pudiera su soberbia.

    Al meditar adoptan las nobles actitudes
    de las grandes esfinges que, en hondas soledades,
    parecen entregadas a un letargo sin fin.

    Chispas mágicas saltan de sus lomos fecundos
    y pepitas doradas, como arena muy fina,
    derraman vagamente sus místicas pupilas.

    Hasta mañana


  3. Nena! se llama así, acuérdate de Nina… jeje.
    El trozo de poema, es una canción, cómo no, de El Ultimo de la Fila, que se titula “Soy Un Accidente”


  4. Muy bueno el título, “soy un accidente”. Todos lo somos. Dice mucho con muy pocas palabras.
    Me voy ahora a tu clase.
    Si me dan mi gato (o gata) tendrás que dejarme que lo presente a tu Nina. Espero que no lo discrimines por que sea negro.


  5. LA DUEÑA DE ENRIQUE

    A Nena

    Legendaria entre las gatas,
    mueve elegante sus patas
    tan ligeras.
    Requiere mil atenciones
    y no admite dilaciones
    ni esperas.

    Tan veloz como la vida,
    vuelve siempre a por comida
    a su casa.
    Como brava luchadora,
    no se siente perdedora
    si fracasa.

    Valiente y aventurera,
    displicente y altanera,
    nada añora.
    Aun despierta, siempre sueña,
    Nena es de Enrique la dueña
    y señora.


  6. FE EN ENRIQUE

    A Enrique Suárez

    Si ver un ratón te espanta,
    si recelas del cursor,
    si usando un ordenador
    cualquier niño te adelanta.
    Si la red se te atraganta.
    si a Windows te has asomado
    y ves todo muy nublado,
    como si fuese a llover;
    si te niegas a creer
    que la era web ha llegado.

    En tal caso, ya es momento
    de poner tu Fe en ENRIQUE,
    escucha lo que te explique
    y verás que va en aumento
    tu frágil conocimiento.
    Ni el pendrive, ni el formateo,
    ni el linux, ni el escaneo
    te causarán ya fatiga,
    ni oír la palabra “giga”
    te ha de sonar a arameo.

    Y es que Suárez Saavedra,
    (dejadme que especifique,
    pues así se llama Enrique)
    es flexible cual la hiedra,
    o duro como una piedra;
    y rodando hacia la meta
    corre con su bicicleta.
    De profesión: el diseño,
    De natural; ribereño,
    y, muy pronto, triatleta.


  7. Espero que te gusten, Enrique, el tuyo lo tenía medio hecho, pero ayer tuve que terminarlo y también tenía ganas de escribirle algo a tu Nena (como Baudelaire, igual).

    Ayer por la tarde no pude ir a hacer unos largos a la piscina, por culpa de la poesía, y lo que es peor, ¡¡¡me senté en mi mesa de estudiar !!! ¡¡¡Cuánto sacrificio!!! todo sea por el arte…

    bs

    Pilar


  8. Yo me considero, en realidad, saltador de obstáculos, sin vocación que faquir, sin vocación, también, ya lo era.
    en fin

Los comentarios están cerrados.