Del mismo Bilbao

Si te dicen que te imagines cómo es un perro de Bilbao, ¿Cómo te lo imaginas?

  • Echando una meada en un poste de una central eléctrica?
  • Tirando él solo de un trineo por todo el polo sur, con moquillo y con una pata coja?
  • Ladrar diciendo “cawensos”?
  • Pagar el primero la ronda de huesos…?

PUES NO! el verdadero perro de Bilbao es este:

Con un par de huevos!